Aller à la page d'accueil. | Aller au contenu. | Aller à la navigation |

Edito

Una misión, la pasión por la unidad y la comunión.

El espíritu misionero nos llama a vivir con disponibilidad para: responder a los llamados de la Iglesia y del mundo; estar presentes en el mundo y atentas a sus necesidades; anunciar a Jesucristo; ser testigos e instrumentos de paz, de unidad y comunión; ir a los más pobres;
partir a otros países y culturas.